2 de diciembre de 2009

Si no entemos esto, no entendimos nada.

Lacló, Lacló, Lacló, la puta que te parió!!!
por Martín Rodríguez

"Perder la clase media es perder la modernidad que entraña un proyecto nacional. El hit de Haddad: ¡igualemos para arriba! (Una visión que dice: El pueblo no puede ser defendido por todos los monasterios sociales, los curas villeros que aman la pobreza, que la defienden con ese evangelio relativista de cultura villera y cultura de Dios, ese caleidoscopio de estampitas de santos y difuntas que giran en falso, que hacen aparecer una casa precaria como una santería… No. La pobreza está mal. Y la organización que vence al tiempo es la que vence a la pobreza.)

La clase media es la parte por el todo: allí se decide la suerte de la estrella política que acompañará a un proyecto. Y está escrito en la constitución invisible del orden democrático: no hay proyecto político sin clase media. Todos quieren matar al enano progre que llevan adentro. Yo no. Llevamos seis años de conquistas materiales juntando ‘papers’ con dilemas sobre la organización popular: pero la suerte del kirchnerismo la explicó su capitalismo. Kirchner sabía algunos números de la Memoria: la cantidad de ventiladores y aire acondicionados que se vendieron en sus cuatro años".


Solo puedo pensar en el viejo refrán que reza "cría cuervos...".Pero como bien dice Martín: "“La clase media es el efecto deseado del peronismo. Pero entendimos todo al revés”.

Todavía estamos a tiempo de aprender. Espero.